diumenge, 17 de març de 2013

El buen amor


Joan Garriga és psicoterapeuta especialista en gestalt i PNL que fa poc ha publicat un llibre que es diu El buen amor en la pareja. Fa uns dies li van fer una entrevista per a  La contra de La Vanguardia i hi deixa anar unes quantes perles que valen molt la pena. Us transcric uns quants fragments de l’entrevista:

¿Necesitamos pareja?
Anhelamos un vínculo que nos reporte pertenencia, intimidad, sexualidad y crecimiento

¿Y la pareja nos lo da?
Sí, pero hoy queremos que la pareja sirva al yo… y eso lo complica todo             

¿Mejor solo que mal acompañado?
Sí…, ¡pero casi todo el mundo prefiere “mal acompañado”! Solemos preferir algún vínculo…, ¡aunque sea de mal amor!

¿Qué hacer para tener buen amor?
Hay cuatro etapas. Primera enamoramiento: “Me mueves mucho…, pero te veo poco”.
Segunda relación: “Ya te veo mejor, ¡y aun así te elijo para caminar juntos!”.

Tercera
Compromiso. “Estamos creando algo más importante  que nuestras familias de origen y parejas anteriores”.

¿Y cuarta?
Entrega. “¡Te quiero a ti y a lo que a ti te dirige!”. Este ya es un amor muy desarrollado…

¿Por qué?
Es el deseo espontáneo de que el otro sea feliz. ¡Eres feliz en la plenitud del otro!

Palabras mayores ¿no?
¡Sí! Entre tanto importa que sepamos esto: nadie, ¡nadie!, puede hacerte feliz. Y que nadie, ¡nadie!, puede hacerte infeliz.

¿Entonces?
Tu felicidad sólo depende de tu conexión íntima con tu ser interior.

[…]

Deme algún ejemplo de mal amor.
“Sin ti no podría vivir”, le decimos a nuestra pareja, como si fuésemos niños. ¡Mal amor! Buen amor: “Sin ti también me iría bien”… pero como adulto, elijo estar contigo. “Te quiero por ti mismo”, decimos, ¡y no es bueno!: el buen amor consiste en “te quiero… a pesar de ti mismo”, es decir, el buen amor acepta las sombras del otro, acoge y lima las asperezas de los egos que se encuentran.

Siga, siga…
“Quiero pareja”: ¡mal amor! Abandona la demanda… ¡actúa!: “Mejor me preparo para ser pareja”. Encuentra tu modo de ser buen compañero… y lo demás vendrá solo.

[…]

¿Toda pareja es una relación de poder?
¡No! Es cooperar, es que uno y uno sean más que dos. Mal amor: “Te lo doy todo”.

¿Por qué?
Dar mucho puede originar en el otro un sentimiento de deuda, y empequeñecerlo. Ya no hay igualdad. ¡Da lo que el otro pueda devolver sin que tenga que perder la dignidad!

¿Y si una parte pide: “Dame más”?
Puede que esté anclada en un guión de insatisfacción que se nutre de demanda: le des lo que le des, ¡será siempre insuficiente!

6 comentaris:

  1. Quim, per mi la millor frase: ningú et pot fer feliç i ningú et pot fer infeliç!! No podem condicionar la nostra felicitat a la relació amb l'altra persona. Per mi la base d'"un bon amor" és la confiança, la llibertat i la generositat.
    Però a vegades buscant la perfecció... ens hi podem passar la vida!
    Esther

    ResponElimina
  2. Una gran contra...a mi m'ha encantat!!!! i quanta raó te.. estic d'acord amb l'´Esther, per mi la base d'un bon amor és a més de tot el que diu la sinceritat, honestedat, i sobretot sobretot la comunicació, poder parlar amb l'altre de tot tot tot tot i tot del que se sent, del que es pensa, de tot...

    ResponElimina
  3. Estic d'acord amb tu Esther, sense confiança, sense llibertat, sense generositat l'amor mor. I la llibertat només hi és si hi ha confiança. Però en el fons vers qui és aquesta confiança? Vers l'altre o vers un mateix? Deu ser que sense confiança en un mateix, no hi pot haver amor.

    Potser sí que ens hi passarem la vida buscant la perfecció, per molt que sapiguem que la perfecció no existeix.

    ResponElimina
  4. També estic d'acord amb tu Sílvia: la comunicació és imprescindible. I si pot ser mirant els ulls encara més. Les noves tecnologies estan molt bé només per segons què.

    ResponElimina
  5. Fa dies que vaig llegir aquesta contra i em va agradar molt.

    ResponElimina
  6. Diu coses molt interessants, Marta!

    ResponElimina